lunes, 30 de agosto de 2010

NUNCA SE ME DIO BIEN REGRESAR


Fotografía de Alfred Stanley Johnson, 1915


Nunca se me dio bien regresar / Nunca se me dio bien regresar al colegio / Nunca se me dio bien regresar al trabajo / Nunca se me dio bien regresar con una novia / Nunca se me dio bien regresar a mi ciudad natal / Nunca se me dio bien regresar al lugar del crimen / Nunca se me dio bien regresar con un amigo perdido / Nunca se me dio bien regresar a por un paraguas olvidado en un bar / Nunca se me dio bien regresar a la rutina / Nunca se me dio bien regresar de un largo y cálido verano / Nunca se me dio bien regresar en avión / Nunca se me dio bien regresar en coche / Nunca se me dio bien regresar en bicicleta / Nunca se me dio bien regresar caminando / Nunca se me dio bien / Nunca se me dio bien regresar para ser el que era / Nunca se me dio bien regresar a casa / Nunca se me dio bien.

10 comentarios:

viktor kaplan dijo...

Regresé y todo es muy raro. Es lo que pensé, y ahora no recuerdo el porqué, solo este esqueleto de cómo en busca de un cuándo.

ÁLEX NORTUB dijo...

Sí, es todo muy raro, casi ajeno. Vi en tu blog esos dos pies. Pensé que uno quizá fuese tuyo. Yo tengo uno un poco estropeado. Pero va mucho mejor. Me atrevo a saltar, y todo.

viktor kaplan dijo...

Es raro de verdad. Ayer destrozé el teléfono móvil a martillazos (3) y rompí la tarjeta por la mitad del chip. No siento ningún remordimiento. Aunque la cosa no va a ser tan fácil. Hoy ando pensando en que tal vez personas me llaman o me envían mensajes, e incluso se enfadan conmigo o me odian porque no contesto a esos chantajes. Yo mismo usaba el teléfono móvil como semi atadura emocional. Lo mejor es que no pienso en dónde está el teléfono, ya no pienso en ese trasto manoseado que acompaña a casi todas las personas.
Mi pie es el izquierdo. El otro se parece un poco a mi pie derecho.
Cosas del verano. Saludos.

Anónimo dijo...

Te esperaba. Bienvenido.

Francis Black dijo...

el 14 hay nuveo libro de V-M .

ÁLEX NORTUB dijo...

1. Qué casualidad sr. Kaplan! También yo destrozé ayer mi teléfono.

2. Anónimo, bienhallado!

3. Francis, eso he vito en la web de V-M. bien!!!

viktor kaplan dijo...

Compraré los nuevos libros de Sergi Pàmies y de Vila-Matas el mismo día y a la misma hora, Francis. Será un doble acontecimiento, Álex. Tal vez ustedes también tiraron al contenedor de la basura el cargador de la batería y la batería misma, junto al teléfono destrozado. O tal vez no. Siempre nos quedará la duda. Nunca se me dio bien estar localizable.

39escalones dijo...

Supongo que hay regresos que no se le dan bien a nadie.
Saludos de regreso.

Anónimo dijo...

A mi se me ha dado muy bien volver a encontrarme en este Hotel junto a la vía.
Me alegro de que ese pie esté mejor.
Bienvenido a la realidad.
Estupenda música.
Saludicos.

ÁLEX NORTUB dijo...

1. Viktor, una vez tiré el carcador de la batería al fondo de un lago

2. Alfredo, me alegra leerte; he leído también alguno de tus cuentos de cine, y me han sorprendido, y gustado, mucho.

3. Carmen, me alegro de que se te de bien volver a este hotel, es un placer tener huéspedes como tú.