martes, 26 de junio de 2012

5


5. SÓLO PIENSO EN HUIR

Ya flota en el ambiente el afrutado aliento de la huida. Jadea en mi cogote su ritmo sincopado. En pocos días subiré a un barco que me llevará lo suficientemente lejos como para olvidarme de todo esto, o eso creo, o eso quiero creer, o eso es lo que me gustaría que sucediese cuando navegue mecido por la amnesia de esa ausencia.