domingo, 1 de marzo de 2009

No felicitaciones

Escena de la película Singin in the rain
*
*
*

Otro año sin celebrar, entre no felicitaciones, mi cumpleaños. Es lo que sucede cuando uno nace un 29 de febrero. Confieso que lo llevé mal en mi infancia, pues mis padres, de una rectitud sin igual, decidieron celebrar mi cumpleaños sólo cuando fuese año bisiesto, es decir, cada cuatro años. Un año es bisiesto si es múltiplo de cuatro pero no lo es de cien, excepción a lo anterior son los años múltiplos de 400, los cuales serán siempre bisiestos. El último año bisiesto fue el 2008, el siguiente será el 2012. Me he acostumbrado ya a celebrar mi cumpleaños cuando toca, nunca lo celebro si no es año bisiesto. Aunque en mi infancia sucedía, ahora ya no envidio a la gente que celebra año tras año el hecho de cumplir años. Confieso que llevé mal lo de no recibir regalos mientras veía como mis compañeros de colegio eran agasajados cada año con un sinfín de juguetes mientras yo, con unos padres de una rectitud sin igual, recibía un solo regalo cada cuatro años. Aquello marcó sin duda el carácter de viejo cascarrabias que tuve hasta la adolescencia, hasta que entré a estudiar en un colegio mixto, entonces me convertí, mientras observaba las piernas de las muchachas, en la alegría de la huerta. Ahora lo llevo mejor, mi carácter se ha ido suavizando con los años y continúo celebrando mi cumpleaños tan sólo cuando toca. Me consuela además pensar que otros han pasado ya por todo esto. El pintor alemán Leo Von Klenze nació un 29 de febrero de 1784, el pintor estadounidense Adolf Wölfli nacio un 29 de febreo de 1864, el pintor francés Balthus nació un 29 de febrero de 1908. Y yo, que no soy pintor pero me gustaría serlo, nací también un 29 de febrero, de un año que desde entonces han dado en llamar 1970.

*

*

*



Leo Von Klenze

+

Adolf Wölfli

+

Balthus celebrando su cumpleaños. Mientras, Setsuko, su mujer, le tira de las orejas.

+

10 comentarios:

carmen dijo...

La verdad que tus padres fueron rectos hasta el extremo,yo no hubiera podido hacerlo con un hijo mio.Por lo que cuentas dentro de lo que cabe lo llevaste bien ,y sigues con la misma rectitud hacia ti mismo.Entonces no te digo felicidades.Este mes de Febrero ha sido prolífico en cumpleaños de "amigos"cuyos blogs sigo,entrecomillo lo de amigos dentro de la confianza que da el leerles toditos los días.Ya que no toca este año celebración,te deseo que por lo menos seas feliz.Saludicos

carmen dijo...

Perdona,podrías hacer otra cosa,celebra "los incumpleaños"como Alicia,no es mala idea.Saludicos

39escalones dijo...

Y yo no los cumplí un 29 de febrero (1976, año bisiesto) por muy poquito... Quizá de haber sido así hubiese sido pintor.
Saludos.

Anónimo dijo...

Aquí falta una foto!

entrenomadas dijo...

Sí, una foto estaría bien...
Hay abundancia de piscis por lo que veo.


M

carmen dijo...

Que alguien me lo explique por favor,no entiendo nada,de ¿quien falta la foto?Saludicos

Pili R. dijo...

Felicidades atrasadas (del 2008) y adelantadas (del 2012).
También yo soy nacida en año bisiesto. Un 13 de septiembre, lo mismo que Frescobaldi*, Fiona*, Marifé de Triana*, Aute*, o Tim Owens de los Judas Priest*.
Cómo me gustaría ser cantante...!

Pili R.
(*) Fuente "google". Jamás habría sabido de otra manera el nombre de un componente de los Judas Priest!

Farrapos de Gaita dijo...

Felicidades, con retraso! Ya veo que somos muchos Piscis por este rincón de la blogosfera. Un fuerte abrazo!
Luís

estibalizes dijo...

Qué maravilla! Tener sólo obligaciones con el mundo cada 4 años. Casi como un político.

Y tu piel debe de mantenerse perfecta. Qué suerte ser bisiesto. Seguro que en la antigüedad del calendario gregoriano tu caso constituía una especie de privilegio fascinante y erais arrojados con alegría por terribles precipicios, en honor a los dioses de lo anómalo.

Qué pero qué suerte!

Álex Nortub dijo...

Soy un tipo suertudo.