viernes, 3 de septiembre de 2010

EL LÁTIGO QUE TODO LO NUBLA

"Judith degollando a Holofernes" (1620)
Obra de la pintora italiana Artemisa Gentileschi (1593-1653)

:
:
A veces, la sombra de lo que fui no me deja ver lo que soy. Y por la calle, o más concretamente cuando cruzo una calle, me olvido de mí, tan sólo camino, sin mirar hacia los lados, ni un perro atraviesa así la carretera, tampoco un gato o un león o un elefante o una jirafa, ni una pulga, nada que salte o se arrastre mide menos sus pasos. Cuando regreso a casa penetro en la consciencia, en el otro lado del espejo, donde todo está patas arriba. La habitación muda. El techo violáceo, velado. Una mosca zigzagueante embiste el cristal. Su minúscula silueta es un punto sin retorno. Estamos solos. Abro la ventana. La veo desaparecer. Su abandono, el látigo que todo lo nubla.