miércoles, 11 de mayo de 2011

LOS PINTORES TAMBIÉN MUEREN (4): Juan Gris

Pintura de Juan Gris


11 de mayo de 1927, Juan Gris (1887-1927)
José Victoriano González Pérez supo desde su infancia que con ese nombre no llegaría muy lejos. Así que, a los diecinueve años, decidió inventarse un nuevo nombre, un nombre artístico, un nombre con el que viviría hasta el final de sus días: Juan Gris.
Pero, aún inventándose el nombre de Juan Gris, no pudo evitar que en 1927 le diagnostiquen asma, con ataques cada vez más violentos y frecuentes. Desde entonces tan sólo pintó y dibujó un par de horas diarias entre un sinfín de estertores.
Murió a los 40 años, en Boulogne-sur-Seine, preguntándose si habría corrido la misma suerte de no haber cambiado de nombre.
Dos días después de su muerte, se dio sepultura a sus restos en el cementerio de la localidad francesa en la que falleció. Encabezaron el duelo su hijo Georges, Pablo Picasso, el escultor Jacques Lipchitz, el marchante Daniel-Henry Kahnweiler y el crítico de arte Maurice Raynal.