miércoles, 28 de enero de 2009

Carta al director

Pinche sobre El coloso, verá usted el informe del Museo del Prado sobre este lienzo que, durante muchos años, fue atribuido a Goya.
.
.
.
.

A la atención del Sr. Director del Museo del Prado:

.

Ya era hora. Ya era hora de que me tomasen en serio. Llevo catorce años avisándole, como usted bien sabe, de que El coloso de Goya no fue pintado por Goya. Llevo catorce años enviándole, una semana sí y otra también, un sinfín de cartas. Cartas en las que he expuesto una y mil veces los motivos por los cuales, hace ya mucho tiempo, llegué a la conclusión de que El coloso de Goya no fue pintado por Goya. Pero nunca he obtenido respuesta alguna. Hasta que estos días he visto en distintos medios que mis cartas han surtido efecto. Y aunque ahora otros se pongan las medallas, quiero que sepa que me siento orgulloso de haber sido yo el impulsor de este hallazgo.

Hace años, siempre que iba a Madrid, lo primero que hacía era visitar el Museo del Prado. Hasta que usted y los suyos me prohibieron la entrada. Sólo porque un día me puse un poco tozudo e insistí en hablar con usted personalmente. Sólo porque me encadené a uno de los urinarios de los aseos del museo como medida de presión, para explicarle que El coloso de Goya no fue pintado por Goya. Y sólo por esto, usted y los suyos me incluyeron en la lista negra. Sí, sé que tienen una lista negra, una lista en la que comparto espacio con personas que han atentado contra las normas de su museo y a las que también se les impide la entrada. Como aquella anciana que, en 1992, agredió con un alfiler un cuadro de El Bosco, diciendo que en el lienzo anidaba el mismísimo Lucifer. O como aquel turista alemán que, borracho, en febrero de 1998, meó en mitad de la sala de Velázquez, precisamente frente al cuadro titulado El triunfo de Baco.

Con este tipo de gentuza depravada ha situado usted mi nombre en su lista negra. No crea que le odio por ello. No, no le odio. Nada ganaría odiándole. Es más, saldría perdiendo si le odiase. No, no le odio, el odio es el alimento que mastican y engullen los cretinos. Tan sólo quiero que sepa que me siento orgulloso de que finalmente la verdad haya visto la luz, orgulloso de que un resplandor de veracidad haya iluminado cada sala, cada pasillo, cada pared, cada rincón de su museo. Porque bien sabe usted que llevo catorce años insistiendo en que la firma que aparece en El coloso, firma en la que tan sólo se leen las iniciales A.J., pertenece a Asensio Juliá, un mero discípulo de Goya, y que los animales retratados en dicha pintura nada tienen que ver con la manera en que Goya plasmaba los animales, y que los materiales y la técnica tampoco son los habituales de Goya, y que el tratamiento del paisaje dista mucho de la mano del famoso pintor aragonés, y así podría seguir, durante decenas de páginas, enumerando un sinfín de razones por las que llevo catorce años avisándole de que El coloso de Goya no fue pintado por Goya. Le diré que incluso me ha hecho cierta gracia ver en la página web de su museo, que el informe sobre El coloso, ese informe en el que se explica con mucho detalle que El coloso de Goya no fue pintado por Goya, está prácticamente calcado de las mil y una cartas que le he enviado. Hay párrafos enteros extraídos de mis exposiciones. Pero, como no conservo duplicado alguno de ninguna de las cartas que le mandé, nada puedo demostrar ante los tribunales.

No quiero que piense que pretendo reconocimiento y fama con todo esto. No. Vivo muy tranquilo en el anonimato y valoro en gran medida la serenidad que ofrece el hecho de quedarse tras las bambalinas. Me conformo con que usted sepa que yo sé que usted sabe que los dos sabemos toda la verdad. Con esto me conformo, me siento satisfecho, incluso feliz.

.

Se despide, sin atención alguna, a 27 de enero de 2009,

.

Álex Nortub

.

3 comentarios:

carmen dijo...

No sólo el Sr Director del Museo del Prado se ha enterado,creo que muchísima más gente,entre los cuales me incluyo,que visitamos tu entrañable Hotel.Me he quedado sorprendida al leer las normas del Museo en elegir a las personas non gratas(no sé si se escribe así).¡País!.....que diría Forges.De todas maneras me alegro un montón porque te hallas quitado esa espina ,si alguien tiene las suficientes narices,que pida disculpas .Y tranquilo,en tu nueva condición de FANTASMA,puedes verte el Museo las veces que quieras............ Saludos.

Pili Rubio dijo...

Sí señor...! denunciando y delatando la realidad, como el auténtico Goya. No serás su fantasma?

Anónimo dijo...

A todos los interesados en el tema de El Coloso quizá les sea de utilidad la web que tiene ordenados por fecha todos los estudios completos que se han publicado (agosto 09) sobre El coloso de Goya
http://sites.google.com/site/franciscodegoyaelcoloso/home