martes, 22 de septiembre de 2009

JOSEPH BEUYS

.
.
.
.
ALGUNAS PALABRAS DE JOSEPH BEUYS:
.

Creo que esta fase fue una de las más esenciales en tanto que me ha transformado completamente desde el punto de vista de mi constitución; hacía demasiado tiempo que iba arrastrando un cuerpo de aquí para allá. El proceso inicial fue un estado de agotamiento general, que, sin embargo, se convirtió rápidamente en un verdadero proceso de renovación. Las cosas que había dentro de mí debían transformarse del todo, había que tener un cambio que llegara hasta dentro de lo físico. Las enfermedades son casi siempre crisis espirituales en la vida, en las que se expulsan viejas experiencias y viejos procesos mentales, o bien se transforman, como fundidos en un crisol, de un modo totalmente positivo.

.
Algo así ocurre también en la fisiología humana, por lo que, cuando se ve una sola abeja, hay que pensar que no se trata en sí de un individuo, sino que es una célula, simplemente, tal y como lo es una célula de la piel, una de un músculo o una de la sangre. Lo mejor que puede hacerse es comparar esa abeja con las células de la sangre que pululan en el cuerpo humano. También hay células diferentes, que con gran rapidez se reproducen constantemente en la sangre y otras que permanecen más tiempo en ella.
De modo que el ser humano es prácticamente también un enjambre de abejas, una colmena.
.
.
.
.


Dibujo de Beuys


Dibujo de Beuys


Esqueleto dibujado en la arena por Beuys


Joseph Beuys dibujando sobre la arena