martes, 4 de noviembre de 2008

El estupendo

Rooms for tourists (1945), pintura de Edward Hopper



Fragmentos de El estupendo, texto de Robert Walser que aparece en el libro La habitación del poeta (Siruela, 2005):


"Los límites se rebasan en un periquete.
Como lo hago e hice yo, no lo hace ni hará nadie.
¡Dejar deudas en Nápoles!
Rozar ligeramente con la manga las casas de patricios, como si estos hogares necesitaran de algún estímulo.
Tener en alta estima a las cocineras, vivir en casa de profesores de dibujo y evitar pagar la pensión.
Me convertí en un artista de todo tipo de renuncias."

"La llama de la nostalgia se enciende de maravilla en las noches que paso en vigilia, sentado al escritorio, pero cuando, por la mañana, despierto, despierta el artista que llevo dentro, el creyente en el azar; el hombre se esconde del que está dotado para el baile, que es padre, madre, hermano, amigo y amiga de sí mismo, que dispone de cuerpo y alma, y se sabe lo suficientemente rico como para tratar a sus iguales como meros comparsas para realizar cualquier tipo de figura. ¿Por qué me haré tanto caso? ¿Por qué no puedo encontrarme nunca insufrible? ¿Por qué soporto al caballero que soy? ¿Por qué tenía que ocurrirseme esto de la pensión? ¿Es que acaso me importa algo?
Les aseguro que personalmente, si de mí dependiera, no me reiría casi nunca.
Es él, el que siempre tiene una risa a punto, este "él" dentro de mí, este ser ocurrente a quien doy cobijo, el estupendo".


Robert Walser (1878-1956)