miércoles, 22 de octubre de 2008

Entresijos del trabajo de un pintor

Pintura de Pepe Cerdá (Papelera de Montañana, 200 x 250 cm, oleo sobre tela)



El blog del escritor Antón Castro es como un maravilloso bazar en el que uno puede encontrar de todo. Desde exquisitos posts o suculentas noticias culturales, hasta fotografías, dibujos o pinturas que a uno le abren los ojos de par en par hasta desear no cerrarlos más.


Allí me encontré un buen día con el pintor Pepe Cerdá (he de reconocer que yo nada sabía de Pepe Cerdá hasta que me tope con él gracias a Antón Castro). Desde aquel día acostumbro a frecuentar el blog de este pintor aragonés y, de vez en cuando, su página web. Página en la que pueden contemplarse varias series de sus pinturas: Pintura de historia, En la casa de Velázquez y, descargable en formato pdf, Paisajes (de donde he robado la maravillosa pintura que acompaña a este texto, y que a mí -tal vez sea por estar metido en este hotel junto a la vía- me tiene cierto sabor a Hopper con unas gotas de Morandi). Ni que decir tiene que en el blog de Pepe Cerdá pueden leerse textos muy variados, que a veces tratan sobre el trabajo del pintor en su estudio. Son estos los textos que a mí más me gustan. No porque otros no me gusten, pues siempre me resulta interesante su punto de vista, si no porque yo nunca he tenido mano para las artes plásticas y adoro saber algo más sobre los entresijos del trabajo de un pintor.


Ayer mismo Pepe Cerdá escribía: …el cuadro vuelve a estar relamido y resobao. Y lo vuelvo a borrar y vuelta a empezar… Y así pasa una hora y otra, y otra más. Y duelen los ojos y los riñones. Y al final del día agotado y de mala leche me percato de que otro día más que no ha sevido para nada… Por eso cuando dicen que tengo “facilidad” para pintar que “a mí no me cuesta nada” no se pueden imaginar lo que me cabrea.


Estas palabras de Pepe Cerdá sobre su quehacer diario, en las que se atisba la suma de fracasos como un camino más para intentar llegar a buen puerto, son un pequeño resquicio por el que puede verse algo de los entresijos del trabajo de un pintor.

Arriba: Pepe Cerdá en plena faena. Debajo: Detalle de los utensilios del pintor.

4 comentarios:

Pepe Cerdá dijo...

Mi querido y sin embargo desconocido Alex:
Me ha dejado usted sin palabras. Muchas gracias por esta entrada. Yo entro en su blog a menudo y me gusta mucho. Ayer o antes de ayer le linke y hoy me encuentro con esto.
Muchísimas gracias.
Pepe Cerdá

Anónimo dijo...

Tú a veces escribes cuadros Alex! Y yo te leo de vez en cuando.

Alex Nortub dijo...

Querido Pepe, ha sido un placer realizar esta entrada.

Querido anónimo, muchas gracias por tus palabras.

entrenomadas dijo...

He estado en dos exposiciones de Pepe Cerdá y siempre he salido con algún que otro cuadro en la cabeza. Pero dentro de la cabeza, no sobre.
La luz y las formas son sublimes.

Bicos,

M