miércoles, 17 de diciembre de 2008

A Javier Marías le gusta mi blog

.
.
.


Conocí a Javier Marías hace unos cuantos años en Madrid. En la época en la que el insigne escritor no se quitaba las gafas de sol y fumaba como un carretero. Nos carteamos durante algún tiempo. También nos llamábamos por teléfono de vez en cuando, sobre todo cuando él se dejaba caer por Barcelona o yo me acercaba a Madrid. Con los años fuimos perdiendo el contacto. No por ninguna razón en especial, simplemente porque el mero paso del tiempo le arrastra a uno por derroteros distintos. Pero hace pocos días recibí una llamada suya. Estaba excitadísimo. Me contó que había estado navegando por Internet. Que lo de navegar no era lo suyo. Que siempre se mareaba sin remedio. Que vaya una envidia que le daba Arturo Perez-Reverte con su barquito. Que ya de pequeñito se mareó al caer de bruces en un charco. Me dijo también que tuviese cuidado. Que Internet es una región peligrosa, lúgubre, tétrica. Llego a decirme incluso que le parecía una región ocultamente furibunda. Que tuviese cuidado era lo que me repetía sin cesar con voz de ultratumba. Ten cuidado, Álex, es una región peligrosa, lúgubre, tétrica, una región ocultamente furibunda. Esto, como acabo de apuntar, lo decía con voz de ultratumba, una voz que, en varias ocasiones, me produjo algún que otro escalofrío. Tranquilo, Javier, le dije yo intentando así apaciguar sus nervios. Pero el seguía erre que erre con su Ten cuidado, Álex, es una región peligrosa, lúgubre, tétrica, una región ocultamente furibunda. Hasta que, antes de dejarme con la palabra en la boca, el insigne escritor dijo de nuevo con voz de ultratumba algo que nunca olvidaré: pero tu blog no está mal, aunque todavía no has hablado de mí. Entonces colgó. Y yo, temblando al pensar en lo qué dirían mis padres si se enterasen de la peligrosa región por la que deambulo como alma en pena, me puse a escribir este texto que, aunque a alguien pudiese parecérselo, no pretende ser, en absoluto, furibundo.

.
.
.

Pinchando sobre esta fotografía, podrá leer el artículo de Javier Marías sobre internet y los blogs. Artículo que yo, tras publicarse en El País, leí en el maravilloso y nada furibundo blog llamado Apostillas Literarias, de Magda Díaz.

11 comentarios:

Mateo de Paz dijo...

Alex,

Comparto con Marías la opinión que tiene de tu blog, al que sigo y leo asiduamente.

Y, por cierto, Marías me cae simpático, aunque no haya coincidido con él en ninguna ocasión ni me haya carteado, ni hablado por teléfono.

Se dice en los pasillos europeos que, a diferencia de otros, cuando le invitan a un congreso se conforma con todo, lejos de ese caprichoso elitismo de muchos autores a la hora de pedir botellitas de agua de marca, suites de hoteles caros, whisky de una clase determinada...

Cuando nos conozamos en persona, querido Alex, y espero que sea pronto, te diré quién me lo dijo.

Por ahora, saludos:

Mateo

Álex Nortub dijo...

El seguimiento es mutuo, Mateo. Creo que a Marías también le gustaría tu blog si se parase a leerlo unos minutos.

Espero impaciente saber quien te lo dijo. Me encantan los chascarrillos literarios y los dimes y diretes de los pasillos europeos.

Álex.

Apostillas literarias dijo...

Tienes suerte, Alex, pero es comprensible que al señor Marías le guste tu blog.

Este artículo de Marías, me parece poco inteligente. Él no me agrada como escritor, pero alguno de sus artículos sí, aquellos que no conllevan una moralina.

Álex Nortub dijo...

Pues sí, Magda, sin duda el día que escribió el articulo, Javier Marías tenía las neuronas un poco vagas. Y el tufillo a esa moralina de una rectitud sin igual que desprende, es para taparse la nariz.

entrenomadas dijo...

Abrir la ventana por la mañana, tomarse un té, escuchar buena música y visitar la casa de los amig@s, sus bitácoras, el mundo que reflejan. Está muy bien eso de ocupar un hotel junto a la vía donde disfrutar de buena pintura y literatura.

Todo lo demás me suena a moralina y no me interesa. ¿No os suena a ataque de celos?
No sé a mí me lo ha parecido.

Un beso,(cuidado, que igual esto también lo ve peligroso)

Marta

Álex Nortub dijo...

A mí también me gusta el té. El té solo, sin moralina alguna. Que luego se queda de lo más agrio.

Besos, Marta.

Mais il faut travailler dijo...

Este (como ejemplo) Marías no se da cuenta de la problemática. A saber: a ver quién te va a hablar de (poned aquí el apellido que os apetezca) Marías en la calle, si es que uno vive cerca de una calle. Amputando Marías se amputa. Y olvida además que muchos de nosotros adoptamos (a través de internet y de algunos blogs) el conocimiento de otra gente, bendita soledad que consiste en estar en contacto con otra gente...

Salud y saludos.

Álex Nortub dijo...

Es bien cierto lo que dices, Mais. Y me ha gustado eso de: Amputando Marías se amputa.

Saludables saludos tenga usted.

Gloria dijo...

Yo desde que empecé a moverme por internet, cada vez veo menos la tele.

Veamos, en la tele te dan sopa de sobre, mientras que en internet, en un blog, no sólo te haces tu la sopa (o el puré) a tu entero gusto, sino que además intercambias recetas con la gente.

Pues claro que en internet hay tantas cosas buenas como malas, pero hay una cosa que para mí la hace superior: tras años de adorar a Charles Laughton, en lo que creía un vicio solitario, me he dado cuenta que por todo el mundo hay otra gente que lo adora... Y con la que puedes hablar sobre él (o sobre lo que te de la gana).

Álex Nortub dijo...

Gloria, que grande Laughton. La noche del cazador es una de mis películas preferidas. Tu blog una maravilla, de esas cosas buenas que tiene internet.

José Luis Ocaña dijo...

Hola amigos, sólo decir que Marías no es que me caiga bien, que sí, sino que es hasta la fecha, mi escritor predilecto. Tu Rostro Mañana me marcó para siempre por muchas y varias razones, una de ellas la empatía que siento con el personaje principal en lo referente a la capacidad de dilucidar ciertas cosas fuera del alcance de la razón, cuando conozco a alguien.
Acabo de terminar una caricatura suya, a aquellos interesados pueden verla en:
www.joseluisocana.com
en Caricaturas. Es el mejor tributo que le puedo hacer a Marías, ya que es lo único que sé hacer mejor.
Un saludo a todos.