lunes, 22 de diciembre de 2008

Una región estimulantemente afable

.
.
.
Taberna, Pintura de Jan Steen
.
.
.
.
.
Dibujo de Alberto Durero
.
.
.
.
.

Hace poco más de dos meses que abrí las puertas de este hotel junto a la vía. No esperaba, cuando lo hice, que todo fuese tan bien como ha ido hasta ahora. No esperaba tener tantos y tan afectuosos huéspedes. Unos huéspedes a los que no conozco en persona, pues suelo darles las llaves de sus habitaciones sin atreverme a mirarles a la cara. Unos huéspedes que nada sabían de mí cuando abrí esta humilde fonda, pero a los que siento, cuando me visitan, como si fuesen de la familia. Unos huéspedes a los que les deseo que en el año 2009 continúen conformando esta región estimulantemente afable (una región contra la que alguno, de manera furibunda, se atreve a despotricar sin apenas conocerla). Una región en la que me alegro de haber levantado mi hotel, por parecerme una región abismal en la que he sido acogido como uno más y en la que todavía queda todo por explorar.

Quiero expresar aquí mi gratitud (por las visitas, o por los comentarios, o por colgar alguno de mis textos en sus blogs, o por enlazarme en sus páginas) a todos aquellos que se han hospedado en mi hotel durante estos dos meses, como por ejemplo: Magda Díaz, Luís Pousa, Marta Navarro, Antón Castro, Estíbaliz Espinosa, Patricia Esteban Erlés, Iván Humanes, Mateo de Paz, Elena G.M., Enrique V-M, Enrique Ortiz, Gloria-Laughton, Sureando, Hilvanes y retales, Mister Mandrake, Pepe Cerdá, X.R. Trigo, El Lector, Mais il faut travailler, Alfredo 39 escalones, Pili Rubio, Andrea Valdés, Percy Galindo, Doni, Fernanda García Lao, Jazzcondelirium, Andrés Martínez, Pablo Gallo, Conrado Arranz, Marcelo Luján, Purificación Menaya… y a otros de los que quizá me olvido o que han visitado o visitan de manera disimulada esta humilde fonda, os deseo a todos, desde este hotel junto a la vía, un año estimulantemente afable y magníficamente propicio.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Pintura de Jan Steen (1625-1679)

.

7 comentarios:

Farrapos de Gaita dijo...

Gracias a ti por abrirnos las puertas de este hermoso hotel junto a la vía. ¡Felices fiestas y feliz 2009! Un abrazo,
Luís

39escalones dijo...

No imagino mejor refugio en el que guarecerse una noche cualquiera.
Feliz 2009.
Un abrazo.

estibaliz dijo...

Su hotel es afablemente estimulante y furibundamente oculto. Como un grito tras un pinar o un triste festín. Corre el afable peligro de ser uno de los grandes, el Chelsea, el del Resplandor, el Watergate o esos hoteles de hielo de Finlandia o Suecia, ahora no sé.

Por aquí nos veremos, señor Nortub de Andorra. A mí resérveme una habitación con vistas

Pablo Gallo dijo...

A mi, como a mi amiga Estíbaliz, también me gustaría una habitación con vistas. Pero si no fuese posible no me importaría una habitación que dé a un patio interior.
Feliz año 2009. Un abrazo, Alex.

Pablo

Mais il faut travailler dijo...

Me ha costado, encontrar un carrete de diapositivas. El mundo está muy mal.
Un saludo.

«Por tanto, era algo mutuo: los pantalones no llegaban a los zapatos y los zapatos no llegaban a los pantalones.
»Una admirable coincidencia, dijo el señor Henri, al tiempo que recordaba la importancia de la estadística, inventada en Londres en 1662.»

Puri dijo...

Hace mucho que no pasaba por aquí y he visto que tengo mucho pendiente por leer... Espero poco a poco ponerme al día, aunque lo ideal sería alojarme una temporadita en este hotel, una cura de relax, alejarme del mundanal ruido y de su cotidiana rutina arrolladora... En fin te deseo que el año nuevo te traiga fuerzas para emprender todos esos proyectos que soñamos y que nos cuesta llevar a cabo.
Un abrazo

Conrado Arranz dijo...

Por mi parte... formas parte de esa constelación de anónimos blogs que se hacen familiares por cuanto estimulan los sentidos que un mundo desalmado desfavorecen. Un abrazo y gracias a ti, por hacernos llegar tus impresiones, te deseo un 2009 lleno de letras que construyan imágenes y objetos con los que estrangularnos.