martes, 9 de diciembre de 2008

La materia artizada (I)

.
.

El escritor cubano José Lezama Lima (1910-1976)

.

.

En noviembre de 1997 compré el libro La materia artizada (Editorial Tecnos, 1996), de José Lezama Lima. Es uno de los libros sobre arte que prefiero. Desde que lo compré no he dejado de releerlo y ojearlo. En La materia artizada se recopilan los textos que Lezama Lima escribió sobre arte. Textos que escribió sobre Matisse, Bacon, Picasso, Bonnard, José Guadalupe Posada, José Clemente Orozco o Balthus. Lo compré en noviembre de 1997 en la librería de la Fundació Tápies, en el 255 de la calle Aragó de Barcelona. No es cuestión de memoria que recuerde el lugar y la fecha en que lo compré. No. Lo que pasa es que me gusta apuntar, tras la primera hoja, esa que suele estar en blanco, el lugar y la fecha en que compro cada libro.
.
.
.

Le passage du Comerce Saint-André, 294 x 330 cm (1953), pintura de Balthus

.
.
Pintura preferida, fragmento de un texto de José Lezama Lima que aparece en La materia artizada:
.
"Balthus, en Le passage du Comerce Saint-André, está en la otra tradición, la que circuliza un fragmento del mundo exterior, apoderándose de él en ese momento en que las cosas liberadas de nuestras insensatas reinvindicaciones, marchan hacia nosotros anhelosas de su existir formal. A medida que esas cosas toman nuestras direcciones y señales, se hacen más completas, ofrecen un misterio más difícil de penetrar."
"En el apoderamiento de esa calle parisina, Balthus consigue la calidad de esa tradición, un fragmento que asciende y se mantiene entre su insignificacia y sus prodigios. Las planchas que cubren las vitrinas de la casa donde se elaboran los sorprendentes llavines, que reemplazan a los perdidos, nos indica que la vida más esencial de esa calle va a esclarecerse y a penetrar en el cuadro de la tela. La vieja, equilibrada entre su bastón y su bolsa; en enano oligofrénico, que limita su mundo a la contemplación del perro lamiendo el centro de la calle; los niños, unos entrelazados en sus mundos de indescifrables lejanías; y otros, que parecen mirar al pintor, se sonríen. Precisamos que en esa tela Balthus dominó su espacio, les sembró unas figuras que nos saludan y se presentan con gracia desenvuelta, aun en su indiferencia. La eficacia de ese espacio y las figuras que ha relacionado, se le convierten, en la contemplación, en el resuelto enigma de un punto de irradiaciones."
(25 de abril de 1956)
.
.
.

José Lezama Lima

.

4 comentarios:

Animadora Extraoficial dijo...

Aprovecho la ocasión (parece que el Detractor Profesional no ha vuelto del puente) para decir ¡endavant Sr. Álex!

Hilvanes Y Retales dijo...

No conocía este libro de Lezama Lima. Tengo pendiente Paradiso. Lo compré hace un par de años. Pero está en la estantería esperándome. Yo espero, a su vez que el libro me llame. Porque mientras esa llamada no se produzca no podré leerlo, y en la primera página podría aprender a no quererlo, a no desearlo.

Hermosa la música.

Álex Nortub dijo...

Sí, Endavant, Endavant Estimada Animadora Extraoficial.

Hilvanes, a mi me suele pasar lo mismo, espero la llamada de algún que otro libro que tengo desde hace tiempo. Y sé que cuando me llame será el momento adecuado para abordarlo. Aunque pasen los años, hasta su llamada no haré nada.

el lector dijo...

Leí "Paradiso" con diecisiete años, años después leí "Oppiano Licario", su secuela.

Son la pasión por la literatura, y la pasión por la pasión. No sé si los entendí muy bien a esa edad, novelas donde cada frase eran tres metáforas encadenadas.

Sé que te llevan a querer ser, por lo menos, lector (a).