jueves, 11 de diciembre de 2008

Título de un libro de poemas

Noche vieja, fin de siglo. 1999, 200 x 300 cm. Ángel Mateo Charris.
.
.
.

Ocho. Son Ocho. Ocho islas. Ni siete ni nueve. Ocho. Y un invierno. Ni una primavera, ni un verano, ni un otoño. Un invierno.

Ocho islas y un invierno. Ese es el título del nuevo libro de poemas de Marta Navarro García. Sí, Ocho islas y un invierno. Un título que sugiere muchas cosas. Y, aunque aún no he leído el libro, pues acaba de ser publicado hace muy poco tiempo, intentaré acercarme a su título. Título que, sin duda, sugiere muchas cosas. Sí, emergen de las profundidades de este título claras sugerencias insulares. Pero cuando a uno, que no vive en una isla, le da por pensar en una isla, suelen venírsele a la cabeza imágenes de sol y playa, de chiringuitos y sombrillas. Y en este título no hay ni sol ni playa ni chiringuitos ni sombrillas, hay Un invierno. Sí, Ocho islas y un invierno. Y es que, aunque muchos lo desconozcan, a las islas, como a cualquier otra parte, también llegan los inviernos. Y al llegar, a veces, cuando se dan los factores meteorológicos propicios, llega también la nieve. La nieve llega. Llega la nieve. Blanquecina, blancuzca, a menudo de aspecto nacarado. Como el título de este libro de Marta Navarro García, que se me antoja un título blanquecino, blancuzco, de aspecto nacarado. De destellos nacarados diría yo. Sí. Ocho islas y un invierno es un título que irradia multitud de destellos, destellos de alborada insular mezclados con destellos de bruma invernal. Destellos, en definitiva, blanquecinos, blancuzcos, de un aspecto que bien podría ser definido como nacarado pero, si me apuran, lo definiría, además, como un título de un insólito fulgor nebuloso.









.

Siga los copos de nieve



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



.



SOSPECHAS





Para Marisancho Menjón





Las cicatrices del agua



nos miran.



Sospechas que somos culpables



de todas sus heridas.





LA NOCHE





He llegado al embarcadero de la noche,



desnuda y con hambre de luz.



Ya nada podrá detenerme.





“IL VUOTO”





Para Franco Battiato





Soy el abismo que huye a tierra firme,



una isla perdida en busca de océanos y náufragos,



el tiempo que se observa en las heridas de un reloj.



Me transformo,



me disuelvo, soy tigre, soy agua, soy el vacío.





EL DIARIO DE LARA





Para Asia, África y Ginebra





Con la noche a cuestas,



Lara y yo pensamos



en los oscuros días



que gastarán los calendarios.



Repletos de leyes taradas



y de sociedades puras



que muestran sin pudor



sus vómitos con pedigrí.



Una vez más Oriente



con su alambre fiel



sigue mordiéndonos



las pupilas.





Octavo día:



Seguimos caminando



con la noche a cuestas.





Ocho islas y un invierno. Marta Navarro García. Ediciones del Desembarco. Sevilla, 2008. 54 páginas. El libro se presenta hoy, 11 de diciembre, en la librería Los Portadores de Sueños (Zaragoza), con la presencia de la autora, de José Antonio Labordeta, de Luisa Miñana y de Francisco Aranguren.





ochoislasyuninvierno.wordpress.com


entrenomadas.wordpress.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Para que luego digan que en Canarias es primavera todo el año. Por ejemplo.

Impaciente por leer dentro de poco el Invierno de esas Islas, y ojalá nieve también en Barcelona.

Pili Rubio

39escalones dijo...

Es un pedazo de poemario. La presentación ayer fue además muy especial. Un rato más que agradable.
Saludos.

entrenomadas dijo...

Alex, no sé si desde allí puedes escuchar las miles de gracias en todos los idiomas que te envío.

Yo andaba fuera de mí ayer, fuera de todo lugar, no me encontraba o no quería encontrarme. Al final todo salió bien, mucha gente, muchos amigos, muchos libros y menos frío del calculado.

Y eso que me faltó Pili Rubio, esa catalana siciliana que visita este blog y que ama la pintura. Sí estuvo Escalones y tantos otros.

ALEX, gracias por dejarme entrar en este hotel junto a la vía, todo un placer.


Besos,

Marta


PD: Tenemos que hacer un intercambio de books.

Álex Nortub dijo...

Me alegro de que todo saliese bien.
Estaría bien lo de el intercambio.

El placer es mío por tenerte como huesped. O por tener como huespedes a gente como tú, como Alfredo o como Pili.

Gracias.